Biodescodificación familia Cuartas giraldo

Las cosas o personas que se presentan en nuestra vida, no lo hacen por casualidad, el motivo son los lazos, los CD´s. Cuando alguien me dice algo que me molesta, puedo chillar y reclamarle pero también puedo entender que él o ella no es más que una proyección de mi misma y si seguro nos parece absurdo en un cine acercarnos a la pantalla y decirle al actor que es idiota o ¿Por qué me haces esto?...…. Pues en este caso es igual, esa persona es una proyección mía así que si le digo GRACIAS o utilizo cualquier otra herramienta, corto el lazo para mí pero también para ella y la
memoria se va de ambos. Así pasa con todo el mundo QUIEN TOMA LA RESPONSABILIDAD ES EL QUE BORRA. Por ejemplo… los terapeutas tienen que saber que cuando les llega una persona, es para ayudarles a ellos, viene para resolver en realidad los problemas del terapeuta. El camino más fácil es tomar la responsabilidad, entendamos que si un programa no está en el ordenador por más que yo pulse las teclas es imposible que aparezca. Pues esto es igual, si yo no lo tengo en mi programa no puede aparecer en mi vida. ¿Así que soy responsable hasta de los pensamientos y acciones de los demás?.... pues sí, si están o aparecen en tu vida si…. Y que suerte porque si soy la responsable lo puedo cambiar.
Pero ¿tengo que pensar lo que estoy borrando?... No, nuestra parte divina sabe muy bien lo que hay que limpiar, tampoco hay que pensar que algo no lo queremos borrar… se borra solo lo que se tiene que borrar, pero ¿Cuánto tiempo tenemos que estar borrando?... todo el tiempo incluso cuando estamos felices.
Hacer esto es “IR DE LA MANO DE DIOS” Gracias, lo siento, te amo…. y estando así vivimos mucho más el presente, el ahora. Los miedos también son una memoria, un CD´s y también debemos darles las gracias. Nosotros no tenemos que seleccionar porque tal vez pensamos que llevamos un orden y que nosotros sabemos, pero en realidad no tenemos ni idea de cómo están ligadas las memorias, no podemos decirle a Dios como tiene que hacerlo, tal vez las cosas no se vaya ordenadamente o tan rápido como desearíamos pero siempre se
van. Esto realmente es “poner la otra mejilla”, es poner la mejilla del amor. Ho´oponopono es poner el amor primero, lo demás vendrá después. Tenemos que fijarnos solo en cómo nos sentimos porque en general cuando pedimos “damos órdenes y tratamos a Dios como un sirviente”……. No hay que saber, lo hago para que aquello que es perfecto para mi venga, no hay que pensar, si lo hacemos es como decirle a Dios…”déjame a mí que yo sé lo que hay que hacer”, Ho´oponopono es aceptar que tal vez hay una parte de mí que es más sabia. Si no pensáramos tanto podríamos comprender las cosas mucho mejor.
Debemos saber que DIOS no se mete en nuestras vidas si no le damos permiso. Hay que aprender a confiar en uno mismo, la mejor oración es dar las GRACIAS porque eso automáticamente nos coloca por encima de los problemas. Hay que confiar en que cuando utilizamos las herramientas realmente algo está pasando. Y hay que dejar de analizar tanto, lo único realmente que yo tengo que hacer es ser YO
MISMA. No importa cuál es el problema…. Es solo una X, una incógnita que hay que borrar y no importa quién lo borre
¿Y qué pasa con los deseos?....pues que la mejor petición es YO DESEO QUE VENGA SOLO LO QUE SEA CORRECTO Y PERFECTO PARA MI, porque ¿Cómo sabemos si los deseos son de las memorias o de la inspiración?....es más, generalmente serán de nuestro intelecto, o de nuestras memorias pero no de nuestra
parte divina, porque confundimos la EXPERIENCIA con el SIMBOLO, por ejemplo creemos que con dinero (símbolo), obtendremos tranquilidad (experiencia) y pedimos el símbolo, pero no suele traernos la experiencia que creíamos… así que lo más
adecuado es no poner metas y si nos mantenemos limpiando seguro que llega a nuestra vida mucho mas de aquello que nuestro intelecto hubiera pedido. En realidad nosotros tenemos todas las EXPERIENCIAS solo que no las vemos por la cantidad de memorias que nos impiden conectar con ellas por eso nuestra misión es borrar y borrar para poder conectar con nuestra autentica esencia. Porque ¿Qué pasaría si lo que pedimos no es lo perfecto para nosotros?...mejor dejarle a Dios que nos traiga lo que nos corresponda. No podemos ser conscientes de la cantidad de pensamientos que tenemos por minuto pero los pensamientos son creadores seamos conscientes de ellos o no, ¿creéis que alguien que tiene cáncer tuvo la intención de tenerlo?....por supuesto que no pero hay miles de programas internos que permanecen ocultos y así nunca tienen las cosas que ver con aquello que creemos que tienen que ver, por eso no hay que pensar en que es lo que estoy borrando, tengo que volverme niño y soltar, sin control, con inocencia pero con inocencia consciente. SANACION INTERIOR HO´OPONOPONO 168-169