FENG SHUI

El Feng Shui es una forma de geomancia desarrollada en China. Originalmente era una forma de conocimiento que estudiaba los cambios que ocurren en la naturaleza, el clima y los astros.
El Feng Shui recomienda tener nuestra casa protegida por los cuatro animales celestes. Ancestralmente, estas colinas servían para dar protección a las edificaciones y configurar óptimamente el entorno. Hoy en día, se sustituyen por los edificios que nos rodean, cercanos al nuestro. La tortuga negra, situada detrás dando apoyo. El dragón verde, a la derecha, dando prosperidad. El tigre blanco, a la izquierda, dando protección. El fénix carmesí, de frente, dando buena suerte.